martes, 8 de diciembre de 2020

Xiaomi Mi A1 con LineageOS 17.1

Hace unos meses, como cada poco tiempo, me salió la nueva actualización a Lineage 17.1 (por algún motivo, no hubo v.17), basado en Android 10.
Al intentar actualizarlo, me informó que la actualización no era de modo habitual, sino que los cambios eran grandes y necesitaba reinstalar todo el sistema. En definitiva, volver a flasear.
 

 
Sin muchas esperanzas de mejora, con un terminal ya veterano y algunas aplicaciones que empiezan a cojear, decidí flasearlo hoy.
El procedimiento lo describen muy bien en la web de la rom. Está en inglés, pero se entiende perfectamente.

La duración de todo el proceso se ha comprimido respecto a la primera vez. Ha tardado escasos minutos en instalar la rom y luego en iniciarse.
Pero lo que más me ha sorprendido es la velocidad. El terminal se ha vuelto ligeramente más ágil, incluso en juegos exigentes.


Un ejemplo es Jurassic World Alive, un juego de GPS similar a Pokemon World pero con dinosaurios. Era jugable, pero iba lento con la anterior versión.
Con LineageOS 17.1, el juego va más rápido, más fluído. Es perfectamente jugable con un terminal básico de 2017.

Todo lo demás unciona correctamente, incluso la Gapps, que a veces dan problemas. Toca volver a configurar todo y destacan bastantes cambios en la interface, sobre todo en seguridad.
Es increíble como los chicos de LineageOS optimizan Android para devolver a la vida terminales que de otra manera, serían sólamente usables para lo básico.


No hay comentarios: